Anonim

"Perdí el autobús … nada me sale bien".

"Mi profesor de matemáticas quiere verme … debo estar en problemas".

Estos son los pensamientos de un estudiante de secundaria llamado Jeremy. No lo sabrías por sus pensamientos, pero Jeremy es bastante popular y obtiene buenas calificaciones. Desafortunadamente, ante la adversidad, Jeremy comete un error común; él cae en "agujeros de pensamiento". Los agujeros de pensamiento, o distorsiones cognitivas, son percepciones sesgadas de la realidad. Son interpretaciones negativas de una situación basadas en suposiciones pobres. Para Jeremy, los agujeros de pensamiento causan angustia emocional intensa.

Aunque todos los niños soplan las cosas de manera desproporcionada o llegan a conclusiones a veces, distorsionar la realidad no es inocuo. Los estudios muestran que los agujeros de pensamiento pueden provocar ideas autodestructivas (es decir, "Soy un perdedor") que desencadenan emociones autodestructivas (es decir, dolor, ansiedad, malestar) que, a su vez, provocan acciones autodestructivas (es decir, actuando, saltando la escuela). Si no se controlan, los pensamientos inexactos también pueden conducir a condiciones más graves, como la depresión.

Afortunadamente, con una breve lección de aprendizaje social y emocional, podemos enseñar a los estudiantes cómo llenar sus agujeros de pensamiento y ver el mundo con una luz más precisa. La lección comienza con una comprensión de lo que causa distorsiones de la realidad.

Creamos nuestra propia realidad (a menudo distorsionada)

Una persona camina por una calle concurrida y nota graffiti en la pared, tierra en el pavimento y una pareja peleando. Otra persona camina por la misma calle y nota una brisa refrescante, un carrito de helados y una sonrisa de un extraño. Cada uno de nosotros absorbe escenas selectas en nuestro entorno a través de las cuales interpretamos una situación. En esencia, creamos nuestra propia realidad con aquello a lo que prestamos atención.

¿Por qué no solo interpretamos situaciones basadas en toda la información? No es posible; Simplemente hay demasiados estímulos para procesar. De hecho, la mente subconsciente puede absorber 20 millones de bits de información a través de los cinco sentidos en un segundo. Por diseño inteligente, los datos se filtran para que la mente consciente se concentre en solo 7 a 40 bits. Este es un atajo mental.

Los atajos nos mantienen cuerdos al evitar la sobrecarga sensorial. Los atajos nos ayudan a juzgar las situaciones rápidamente. Sin embargo, los atajos también nos dejan vulnerables a los errores de percepción. Debido a que percibimos la realidad basada en una pequeña porción de información, si esa información está desequilibrada (por ejemplo, ignora lo positivo y se enfoca en lo negativo), nos queda una percepción sesgada de la realidad o un agujero de pensamiento.

Ocho agujeros de pensamiento común

No solo somos susceptibles a errores de pensamiento, sino que también tendemos a cometer los mismos errores una y otra vez. La siguiente parte de la lección describe estos agujeros de pensamiento comunes; Esta familiaridad hace que sea más fácil para los estudiantes identificar y evitar distorsiones en el futuro.

El trabajo seminal del psicólogo Aaron Beck, a menudo referido como el padre de la terapia cognitiva, y su antiguo alumno, David Burns, descubrieron varios agujeros de pensamiento comunes como se ve a continuación.

  1. Saltar a conclusiones: juzgar una situación basada en suposiciones en lugar de hechos definitivos
  2. Filtrado mental: prestar atención a los detalles negativos en una situación mientras se ignora lo positivo
  3. Aumento: aumento de los aspectos negativos en una situación.
  4. Minimizar: minimizar los aspectos positivos en una situación.
  5. Personalización: asumir la culpa de los problemas, incluso cuando usted no es el principal responsable
  6. Externalización: llevar la culpa de los problemas a los demás, incluso cuando usted es el principal responsable
  7. Sobregeneralización: concluir que un incidente malo conducirá a un patrón repetido de derrota
  8. Razonamiento emocional: asumir que tus emociones negativas se traducen en realidad o confundir sentimientos con hechos

Llenando agujeros de pensamiento con los 3Cs

Una vez que los estudiantes entienden por qué uno cae en agujeros de pensamiento y que existen varios comunes, ¡están listos para comenzar a llenarlos! Cuando se enfrentan a la adversidad, los estudiantes pueden evaluar los pensamientos usando las 3C:

  • Compruebe si hay agujeros de pensamiento comunes
  • Reúna evidencia para pintar una imagen precisa
  • Desafía los pensamientos originales

Recorramos las 3Cs usando a Jeremy como ejemplo. Su profesor de matemáticas le pidió recientemente a Jeremy que hablara después de la clase. Inmediatamente pensó: "Debo estar en problemas" y comenzó a sentirse angustiado. Usando las 3Cs, Jeremy primero debe verificar si ha caído en uno de los agujeros de pensamiento comunes. Según la lista anterior, parece que llegó a una conclusión.

El siguiente paso de Jeremy es recopilar tantos datos o pruebas como sea posible para crear una imagen más precisa de la situación. Su evidencia puede parecerse a las siguientes declaraciones: "Siempre recibí buenas calificaciones en la clase de matemáticas". "Los maestros a veces te piden que hables después de clase cuando algo anda mal". "Nunca he estado en problemas antes". "El profesor de matemáticas siempre ha sido amable conmigo". "El profesor de matemáticas no parecía molesto cuando me pidió que hablara".