Anonim

1) La mente salvaje

¿Alguna vez has sentido que tus pensamientos y emociones han secuestrado tu tranquilidad y te han dejado abrumado, fuera de control o fuera de juego? Llamamos a los patrones de pensamiento que no nos sirven bien la "Mente Salvaje". Algunos ejemplos son:

  • Lectura de la mente: asume que sabe lo que otra persona piensa o siente según sus propias ideas, no las suyas.
  • Voz crítica: crees que nunca eres lo suficientemente bueno, inteligente o capaz.
  • Personalización: cree que cada evento, conversación y acción es un reflejo de su valía.
  • Razonamiento emocional: Usted cree que lo que siente debe ser la verdad. Si te sientes culpable, entonces debes haber hecho algo mal.
  • Mito de control: cree que el control sobre su vida es externo o externo a usted, o que es interno, lo que le hace asumir la responsabilidad de la vida de todos los demás.
  • Culpar: responsabilizas a otras personas por tu dolor o te culpas a ti mismo por cada problema.
  • Catastrofización: convierte los desafíos más pequeños en grandes desastres. No confías en tu capacidad para manejar la adversidad.

¿Cuál es tu reacción preferida? Imagínese diciendo: "¡AHA! Te veo. ¡No iremos allí hoy!" Si puede identificar sus patrones y, mejor aún, tenerlos en cuenta a medida que surgen, entonces tiene una opción: aceptar ese hábito particular de pensar, o desafiarlo y responder de una manera diferente y más poderosa.

2) Prácticas de atención plena

La atención plena se define como prestar atención de una manera particular: a propósito, en el momento presente, sin prejuicios. Para volver a un estado de calma, la respiración enfocada es una herramienta poderosa. Aquí hay dos técnicas rápidas que son efectivas y fáciles de implementar.

Respiración de color

Siéntate en silencio y siente tu cuerpo en la silla o el piso, tus pies en el suelo. Imagina dos colores: uno representa el color de la FELICIDAD, la calma y la paz. Ahora elija un segundo color que represente problemas, frustraciones y ESTRÉS.

Respire el color de la calma y sienta que ese color atraviesa todas las células de su cuerpo. Contenga la respiración brevemente para dejar que la sensación de paz fluya a través de usted. Luego, exhale el color del estrés e imagine todo su estrés moviéndose hacia abajo y dejando su cuerpo, a través de las plantas de los pies, hasta el centro de la tierra, donde esa energía simplemente se disuelve. Nuevamente, respire felicidad y exhale todo el estrés. Repita esto varias veces. Cuanto más practiques, más fácil será acceder a una mayor sensación de paz.

Déjalo ir

Inhale mientras dice en silencio la palabra "dejar", y exhale mientras dice la palabra "ir". Con cada exhalación, siente todo el estrés que te abandona. Repite lentamente.

Al usar estas técnicas, las emociones pueden cambiar de reacciones impulsivas a respuestas más relajadas. La ira no necesita convertirse en rabia, el miedo no necesita llevar al pánico y la decepción no necesita convertirse en desesperanza. Estas prácticas intencionales calman la mente y el cuerpo. Considere comenzar una clase con un poco de respiración consciente. Los estudios han demostrado que un mejor manejo del estrés ayuda a los niños a aprender.

Los cuatro ríos

Se puede encontrar una vía rápida hacia la autorreflexión en lo que Ángeles Arrien, antropóloga cultural y educadora, llama los Cuatro Ríos: inspiración, sorpresa, desafío y amor. Pregúnteles a sus estudiantes o incluso colegas:

  1. ¿Qué te inspiró hoy? La inspiración es una clave para la creatividad y un antídoto para sentirse abrumado.
  2. ¿Qué te sorprendió hoy? Se trata de flexibilidad y resistencia en respuesta a lo que se presente.
  3. ¿Qué te desafió hoy? El desafío abre la puerta al dominio y llega más allá de lo conocido.
  4. ¿Qué te hizo sentir conectado con los demás hoy? Esto amplifica y pone el foco en los momentos de conexión. Cuidar es un bálsamo para el alma.

Otro beneficio de Four Rivers es que induce una actitud de gratitud, que es uno de los pilares de una vida feliz y significativa.